All Articles
All Articles General Productos Guias de Alimentacion Atletas & Colaboradores En las noticias Videos

Consejos para hacer ejercicio en interior, con sir Chris Hoy

Progresar como deportista durante estos tiempos nunca antes vistos es complicado, pero supongo que no empezaste a hacer deporte porque pensabas que sería fácil.
Necesitarás resistencia, disciplina y un poco de creatividad para aprovechar al máximo tus sesiones de ejercicio, pero complementar tu entrenamiento habitual con sesiones específicas bajo techo puede ayudarte a tomar la delantera.

Entonces, ¿cómo hacerlo? En primer lugar, es fundamental tener un objetivo claro por el que trabajar. No solo un objetivo principal a largo plazo para cuando termine el confinamiento y vuelvas a competir, sino también objetivos de rendimiento mensuales, semanales y diarios. Redacta un plan para saber exactamente cuál es el objetivo de cada sesión, céntrate en los detalles y tenlo claro antes de empezar.

Cuando hayas diseñado tu plan, no pienses en el futuro lejano; tómatelo sesión a sesión, día a día, y no te preocupes por factores que escapan a tu control.
Entrenar bajo techo presenta algunos retos ligeramente diferentes, que debes tener en cuenta para aprovechar cada sesión al máximo. En primer lugar, y como es lógico, vas a sudar mucho más que al aire libre. Aunque tengas un ventilador encendido y todas las ventanas abiertas, será un entorno distinto que te exigirá mucha disciplina con la hidratación. Esto significa que deberás hidratarte bien antes de empezar.

Durante una sesión de entrenamiento turbo de alta intensidad de 60 minutos, puedo consumir dos botellas de 750 ml de agua con el nuevo polvo Turbo+. Siempre es mejor tener a mano más cantidad de la necesaria, para no encontrarte con que la bebida se ha acabado justo cuando más la necesitas. ¡No es buena idea ir corriendo a la cocina a mitad de sesión, con las botas de tacos puestas! Ten en cuenta que no tendrás que cargar con el peso de botellas adicionales, como cuando montas en bicicleta al aire libre, así que es mejor pasarse que quedarse corto.

Siempre tengo listo un Go Gel para un aporte extra de energía durante las sesiones largas (1-1,5 horas); lo tomo más o menos a los 30 minutos de empezar, según lo que esté haciendo. Cuando hago intervalos de lactato (esos tan desagradables que dan náuseas), no tolero más que pequeños sorbos de líquido y no puedo ingerir nada sólido 90 minutos antes de empezar la sesión si quiero retenerlo todo. Por ello, tomo un Turbo+ Pre-Session Gel unos 30 minutos antes para obtener energía y un pequeño subidón.

En la estrategia de nutrición, es muy importante hacer cada cosa en el momento oportuno, especialmente en la recuperación posterior al entrenamiento. Muchas veces, preparo un batido Rego Rapid (el de chocolate es mi favorito actualmente, pero cambia con frecuencia) antes de empezar y lo meto en la nevera para poder tomármelo lo antes posible y así comenzar el proceso de reparación y recuperación de energía inmediatamente. Después del ejercicio, hay un breve espacio de tiempo en que el cuerpo absorbe los nutrientes con mucha más rapidez y eficacia, por lo que conviene organizarse para aprovechar este momento.

Avatar
Written By

Science in Sport